Como sabemos es un sistema de alimentación con el que el combustible es aspirado a la bomba de alta presión y así conseguir que nuestro motor sea más potente.

Si observar que tu coche se queda en las cuestas, o que expulsa un humo más negro a través del tubo de escape, pueden ser síntomas que están fallando tus inyectores.

Los fallos más comunes son que los inyectores estén sucios o desgastados.

Pasa por nuestro taller, te diremos qué le pasa.

Somos rápidos y económicos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted